Miembros de la comunidad indígena Yalve Sanga solicitan urgente respuesta de la SEN ante falta de alimentos

Facebook
Twitter
LinkedIn

Miembros de la comunidad indígena Yalve Sanga Enlhet, ubicada en el distrito de Loma Plata, departamento de Boquerón, Chaco, siguen padeciendo los efectos de la sequía. Perdieron toda la cosecha de sandía, melón, zapallo y sésamo que se quemaron en su totalidad a causa de las altas temperaturas y las escazas lluvias en la zona. Asimismo, la falta de agua fue otra de las consecuencias que dejó este tiempo, por lo que tuvieron que cavar pozos en busca del líquido vital, hallando solo agua salada, que se hacía imposible tomar.

Ante las necesidades de alimentación que aqueja a la zona realizaron reiterados pedidos de apoyo a la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) desde hace casi un mes, pero hasta el momento no recibieron respuesta. La comunidad Yalve Sanga Enlhet está conformada por 870 familias, unas 3000 personas.

Anuncio Giesbrecht, parte de la comunidad, explicó que están pasando tiempos difíciles, sobre todo a lo que se refiere a la alimentación. «Es muy triste todo. No hay nada para comer, hay mucha necesidad de alimentación, es urgente», indicó.

Respecto al agua dijo que gracias a la última lluvia que cayó en varios puntos del país la semana pasada, se llenaron los aljibes, pero alertó que esa agua alcanzaría para consumir como máximo en las próximas 3 semanas o 1 mes. Luego tendrían que solicitar de nuevo el camión cisterna de la gobernación.

Yalve Sanga es una de las comunidades que integra la Federación Regional Indígena del Chaco Central (FRICC), miembro de la FAPI, que aglutina a otras 12 organizaciones indígenas de todo Paraguay.

Las cosechas de la comunidad se quemaron a causa de la sequía. Vídeo: Anuncio Giesbrecht.

Los miembros de la comunidad cavan un pozo para poder sacar agua. Vídeo: Osorio Losa, presidente de FRICC.

Momentos en que la comunidad quita agua del pozo. Los miembros de la comunidad señalaron que no pudieron tomar porque era salada. Vídeo: Osorio Losa, presidente de FRICC.

Los miembros de la comunidad celebran la llegada de la lluvia, jugando un partido de fútbol. Vídeo: Anuncio Giesbrecht.

 

Noticias relacionadas

FAPI